Etnias no alcanzadas

*Para bajar estas imagenes siga las siguientes instrucciones:
Paso 1 - De click sobre la imagen para ampliarla
Paso 2 - De click derecho sobre la imagen y seleccione "Save Picture As..."
Paso 3 - Seleccione un folder en su computadora y de click en "Save"  

Los sordos de la República Checa

Manos hermosas
Lenka Wienersova, una creyente checa que es sorda, forma palabras con sus manos al compartir cómo llegó a la fe en Cristo. Lenka pertenece a una creciente comunidad de creyentes sordos en la República Checa que comenzó con el trabajo de los misioneros Bautistas del Sur Mark y Vesta Sauter.  



Enfoque globalMark y Vesta Sauter dirigen los esfuerzos de IMB para difundir el evangelio entre las personas sordas del mundo. Estos misioneros Bautistas del Sur estuvieron muchos años plantando iglesias entre los sordos en la República Checa y todavía están involucrados en el trabajo allí.



La siguiente generación Laura Wienersova comparte con las visitas en el apartamento de su familia en Praga, República Checa. Al igual que su madre, Laura nació sorda y usa fluidamente el lenguaje de señas en checo.




Estudio bíblico
Anna Smolkova y su hija, Petra Dolejsova, participan en un estudio bíblico en la casa de Lenka Wienersova (centro). Después de aceptar a Cristo, Smolkova se convirtió en la socia de los Sauter en la plantación de iglesias y actualmente es una líder entre la comunidad cristiana de sordos en la República Checa.  


Plantadores de iglesias
Vesta Sauter (derecha) conversa con Anna Smolkova y otros miembros del equipo de plantación de iglesias entre los sordos. Los Sauter tienen la visión de ver iglesias florecientes entre los sordos de todas las etnias del mundo. 



Creyente
Irca Busoba escuchó acerca de Dios siendo niña por medio de sus padres católicos, pero no aceptó a Jesús hasta que vio a Vesta Sauter contando las historias de la Biblia en el idioma checo para sordos.  Busoba se convirtió en el 2002 y ahora es una miembra activa en la iglesia para sordos en su comunidad.


Líder entre los sordos
Anna Smolkova comparte una historia bíblica durante una reunión de los sordos. Smolkova es la matriarca de una gran familia de sordos; sea en forma personal o por su influencia, ella ha guiado a Cristo a muchos miembros de su familia.



Manos expresivas
Un sordo checo gesticula durante una discusión en una iglesia para sordos que se reúne en las afueras de Praga. Gracias a misioneros como Mark y Vesta Sauter y socios nacionales como Anna Smolkova, ahora hay seis iglesias para sordos en la República Checa. 

 Bereberes cabilios del Norte de África

Tiempo de meditación
Un creyente cabilio lee su Biblia en la relativa seguridad de una casa. Durante el último siglo muchos cabilios fueron asesinados por aceptar a Jesús, y la persecución continúa. Sin embargo, la iglesia entre los cabilios sigue creciendo. Los Bautistas del Sur han desempeñado un rol clave en la traducción y distribución del Nuevo Testamento para los cabilios.  


Tinieblas espirituales

Cielos nublados y una calle muy activa son el marco para esta mezquita en el norte de África. La región tiene uno de los porcentajes más bajos de cristianos en el mundo.









AlabanzasLas voces se elevan durante la alabanza en un culto de los cabilios. Esta congregación se reúne en un garaje deteriorado en las afueras del pueblo. 





Comunidad
Las damas se reúnen en un patio para conversar después del culto. Muchas veces a las mujeres cabilias que aceptan a Cristo les cuesta mucho , ya que deben soportar el  abuso verbal y físico de parte de sus esposos musulmanes. 



Pastor
Salim (nombre cambiado) pastorea una iglesia cabilia en un pueblito y entiende el sacrificio que deben hacer muchos cabilios cuando aceptan a Cristo. Después de aceptar a Cristo a los 17 años de edad, el padre de Salim lo golpeaba repetidamente y hasta amenazó con matarlo. Más adelante, Salim lo guió al Señor.



Orígenes
La piel clara y los ojos almendrados de esta niña muestran que los cabilios no decienden de los árabes. A diferencia de la mayoría de las etnias actuales en el norte de África, los cabilios son uno de los pocos grupos autóctonos cuya cultura no fue muy afectada por la colonización árabe en la región.





Discípulos
Los nuevos creyentes se reúnen para la enseñanza bíblica en una iglesia cabilia. El hermano Sam Houston (nombre cambiado) dice que el discipulado es clave para equipar a los nuevos creyentes para enfrentar la persecución.




Salvada por la fe
Saida (nombre cambiado) es una creyente cabilia que ha experimentado tanto milagros como persecución  durante su caminar con Cristo. Ella ha guiado a varios miembros de su familia a la fe en Jesús,  incluyendo a su hijo, su hermano y su madre.



Cabilia 

La tierra de los cabilios tiene ondulantes colinas verdes y montañas nevadas, lo cual está lejos del cuadro de desiertos estériles que a menudo se asocia con el norte de África.






En la mira
Farid (nombre cambiado) es un pastor cabilio que fue el blanco de un grupo de terroristas musulmanes. La experiencia traumática terminó con un tiroteo entre los terroristas y la policía frente al edificio de la iglesia de Farid; el pastor salió ileso.




El pueblo de China

Festival
Antorchas ardientes señalan el final de una fiesta local celebrada por una etnia minoritaria en China con creencias predominantemente animistas. Dios está usando a los Bautistas del Sur para presentar el evangelio a personas receptivas que luego llevarán su influencia a sus aldeas para que reciban a Cristo.  



Familia 

Un joven cuida a un bebé durmiente en la sala de su casa. Él es parte de una etnia minoritaria en China en la que Ray y May Aker (nombres cambiados) sirven como misioneros Bautistas del Sur.



Crecimiento del evangelio
El misionero Ray Aker (nombre cambiado) dice que el evangelio está creciendo entre muchas de las etnias minoritarias en China. Gracias al testimonio impactante de su socio nacional, Salomón (nombre cambiado), Aker pudo ver que más de 400 del grupo al cual sirve aceptaron a Cristo.



Pobreza
Casas de ladrillos de barro son comunes entre esta etnia considerada muy pobre de acuerdo a los estándares occidentales. Sus aldeas están esparcidas por una zona montañosa de China; a muchas de la cuales solo se puede llegar a pie.



Tradición
Las mujeres preparan un adorno tradicional para la cabeza para una sesión en un estudio de fotografía. “En esta etnia minoritaria las mujeres tienen muy poca educación”, dice el misionero Ray Aker (nombre cambiado). “Su rol tradicional es trabajar en los campos, dar a luz hijos y criarlos”.




No ha esuchado

Un joven espera con su caballo en una aldea donde los misioneros Bautistas del Sur están trabajando para difundir el evangelio. 




Los zaza de Turquía


Compartir con los pacientesEl doctor Hamit Kaya (nombre cambiado) ayuda a una mujer cuyo dedo se ha infectado. El doctor, que es el primer plantador de iglesias autóctono entre los zaza en el este de Turquía, usa su entrenamiento médico para brindar servicios médicos al pueblo zaza, y a la vez compartirles el evangelio. 



Toman té

El doctor Hamit Kaya (nombre cambiado), centro, comparte con amigos al tomar té. El doctor cree que las relaciones son clave para alcanzar al pueblo zaza de Turquía con el evangelio.



Visita médica

El doctor Hamit Kaya (nombre cambiado) visita una casa en una aldea en el este de Turquía. El comparte su habilidad como médico, tanto como el evangelio con el pueblo zaza.






Cuidado confiable El doctor Hamit Kaya (nombre cambiado) realiza un examen médico a una aldeana en la casa de ella. El doctor tiene una gran reputación debido a su servicio como médico a comunidades en la provincia Tunceli.





Ayudando a los heridos El doctor Hamit Kaya (nombre cambiado) lleva a un hombre zaza a un hospital local para una radiografía. El hombre se cayó sobre una roca. El doctor Kaya temía que una costilla hubiera perforado el pulmón del hombre.




Cálida despedida

El doctor Hamit Kaya (nombre cambiado) recibe una cálida despedida después de visitar la casa de un hombre zaza que vive en la provincia Tunceli en el este de Turquía.




Carga pesada

Una mujer lleva una carga de alimento para animales desde el campo hasta su casa en una aldea en el este de Turquía. La mayoría de los habitantes de la provincia Tunceli son de la etnia zaza.
 


Diga: “Ah”
El doctor Hamit Kaya examina a una niñita que tiene un poco de fiebre y una garganta irritada. La mamá de la niñita llamó al doctor Kaya después de verlo en la aldea. La reputación del médico, por su bondad y su habilidad médica, abre puertas en la provincia Tunceli.



La gente de Cuba 

Visitas a las casas
Los cristianos en Cuba están viendo una de las tasas de crecimiento de la iglesia más rápida en el mundo. Uno de los obreros en la cosecha espiritual en Cuba es el pastor bautista jubilado Víctor González (derecha), un viudo de 90 años. El año pasado Víctor hizo 2.640 visitas a las casas —todas a pie— para compartir a Cristo con los cubanos rurales.



Preparación de pastores
El movimiento de plantación de iglesias en Cuba ha creado una gran necesidad de preparación de pastores y líderes. Aquí, los pastores asisten a una conferencia de entrenamiento en un campamento bautista —construido con la ayuda de voluntarios bautistas— cerca de Matanzas.



Se detienen para compartir el evangelio
Mientras viajan en bicicleta a las comunidades rurales para tener estudios bíblicos, los bautistas cubanos Osvier Acosta Ferrero (izquierda), 72, y Ricardo Tadeo Soria Perez (segundo desde la izquierda), 58, comparten su fe con otros cubanos. Los cristianos en Cuba están viendo una tasa muy alta de crecimiento de la iglesia; el tercero detrás de China e India.



Musica hermosa
Con el movimiento de plantación de iglesias que está pasando por todo Cuba, muchos músicos están aceptando a Cristo. Los bautistas de Cuba y un equipo itinerante de misioneros de IMB han desarrollado cursos de liderazgo musical para enseñar a los músicos a usar sus dones en la iglesia. Aquí, unos músicos guían la adoración en la Iglesia Bautista Betel, en Vueltas.



La oración de una niña
El crecimiento rápido de la iglesia en Cuba ha creado una gran necesidad de más líderes. Como respuesta, los bautistas cubanos están entrenando a los niños para que lleguen a ser los líderes futuros de la iglesia. Aquí, una niña bautista cubana (parada, izquierda) ora en un estudio bíblico para niños. 


Los autos reflejan la historia
En Habana, Cuba, los autos de la década de 1950 reflejan la historia de Cuba. Inmediatamente después de la revolución cubana había 210 iglesias bautistas en Cuba. En los siguientes 30 años, ese total llegó a solo 238. En la década de 1990 ocurrió un movimiento de plantación de iglesias; hoy no hay edificios suficientes para contener a todos los creyentes.


Iglesia en un garage
Los creyentes en Cuba están viendo uno de las tasas de crecimiento de la iglesia más rápida en el mundo. Hay tanta gente llegando a Cristo que no hay edificios suficientes para contener a todos los creyentes.  Aquí, creyentes bautistas cubanos se reúnen en un garage en La Habana.



Andando en bicicleta para Jesús
Los bautistas en Cuba son conocidos por su celo evangelístico. Aquí, los bautistas cubanos Ricardo Tadeo Soria Perez (izquierda), 58, y Osvier Acosta Ferrero, 72, se viajan en bicicleta por los caminos rurales en Cuba. Recorren muchos kilómetros hasta comunidades rurales para compartir el evangelio.



Otro para el reino
Un músico cristiano cubano (izquierda) guía a otro cubano a la fe en Cristo durante un culto en la Iglesia Bautista Betel, en Vueltas. Una renovación en la adoración corporativa atrae a mucha gente no creyente a los cultos.





Los udmurt de Rusia

Caminando en amor
Estudiantes del idioma ruso de los Estados Unidos y creyentes locales caminan por las calles de una pequeña aldea udmurt. Dios puso en el corazón de los estudiantes el deseo de alcanzar a los udmurt, una etnia minoritaria en Rusia. La mayoría de los Udmurt viven en aldeas rurales donde subsisten de sus huertas familiares. Un falta de esperanza generaliza se manifiesta en esta cultura, y se expresa en depresión, alcoholismo y un alto índice de suicidio. 


De pastor a pastor

Jack Gilliland, coordinador virtual de estrategia y pastor en Arkansas, se reúne con pastores y evangelistas locales para planificar el ministerio en Udmurtia.





Cuidado pastoral

Pastores locales visitan un hogar para animar a los creyentes en una pequeña aldea Udmurt. 






Oración con lágrimas

Una mujer udmurt ora con lágrimas por las generaciones jóvenes para que lleguen a la salvación  Jesucristo.








De uno a uno

Will Thompson (nombre cambiado), un estudiante del idioma ruso, comparte con un hombre Udmurt.






Recorrido por la aldea

Germond, un creyente udmurt, y Kostya, un pastor local, muestran una aldea udmurt a los estudiantes de ruso.





Udmurtia

Una vista de casas y paisaje típicos en Udmurtia.






Ministerio con VIH/sida en Zambia

Todos lo quieren
Escolares en Lusaka, Zambia, se reúnen alrededor del misionero de IMB, Troy Lewis, cuyo enfoque principal es ministrar a aquellos afectados por la crisis del sida. Lewis trabaja con iglesias locales, organizaciones y escuelas para proveer a los estudiantes el apoyo cristiano y el acceso a “Amar es esperar”, un programa de abstinencia sexual antes del matrimonio.


Una vida cambiada
Collins vivía envuelto en drogas y crimen en la calles de Lusaka, Zambia. Luego se involucró en “Amar es esperar”, que promueve la abstinencia sexual antes del matrimonio y un estilo de vida cristiano. Collins fue adoptado por un pastor local, aceptó a Cristo y ahora espera poder ayudar a los pobres.



Impacto duradero
Adolescentes de Zambia se reúnen en una escuela para una reunión de “Amar es esperar”, un programa que se enfoca en la pureza sexual, en la fe y en vivir con integridad. Los estudiantes escuchan al misionero Troy Lewis quien les comparte historias bíblicas y del plan de Dios.



Esperanza y una oración
Troy Lewis, un misionero de IMB, ora por los adolescentes en una reunión de “Amar es esperar” en Lusaka, Zambia. El grupo brinda un sistema de apoyo para los estudiantes que quieren vivir  en una forma pura, íntegra y enfocada en una relación con Jesucristo.



Toma estas
Una pila de píldoras sobre una servilleta en una clínica en las afueras de Lusaka, Zambia. Troy Lewis, misionero de IMB, trabaja con iglesias locales, el gobierno y organizaciones no gubernamentales para proveer medicinas y apoyo para la gente infectada con el sida. 



Verdadera sanidad
Un hombre de Zambia con sida descansa sobre una colchoneta en su choza y recibe la visita de Troy Lewis, misionero de IMB. Lewis verifica que el hombre tenga los medicamentos que necesita. La conversación pronto llega a los asuntos espirituales. Antes de que Lewis se vaya, el hombre acepta a Cristo.


Visita

Unos creyentes locales en Zambia y el misionero Troy Lewis de IMB caminan hasta una aldea para visitar a un hombre que tiene VIH. Durante la visita, el hombre acepta a Cristo como su Salvador. 



Tiempo de clase
Troy Lewis, un misionero de IMB, enseña a los creyentes cerca de Lusaka, Zambia cómo ayudar a la gente infectada con el sida. Ellos aprenden cómo ofrecer sugerencias para una vida sana y a compartir su fe en Cristo.





Ministerio carcelario tailandés

Audiencia cautiva
Los prisioneros tailandeses escuchan atentamente a Subin mientras él comparte el evangelio en el Instituto Correcional Pathumthani para Drogadictos en Bangkok, Tailandia. El ministerio carcelario, comenzado en 1971 por el misionero Jack Martin, está ahora bajo liderazgo tailandés y ha crecido hasta trabajar en 60 cárceles en todo el país. El ministerio tiene también una casa de recuperación y una iglesia donde los ex convictos pueden adorar juntos.


Compartiendo con los prisioneros
Jack Martin habla con los internos durante un tiempo para compartir en grupos pequeños y orar en la prisión Klong Pain. Martin, un misionero de IMB, comenzó el ministerio carcelario en 1971. Cuando se jubiló en 1999, Martin entregó el ministerio al pastor Soonthorn Soonthorntarawong.



De la cárcel a la Escuela Dominical
La Iglesia de la Bendición es una secuela de la Fundación del Ministerio Carcelario Cristiano en Bangkok, Tailandia. Esta clase de niños está llena de rostros sonrientes y de voces entusiastas en el canto mientras Arti, un ex convicto y ahora estudiante de primer año del seminario, les conduce en un canto bíblico.



Ministerio a los refugiados
La Iglesia de la Bendición en Bangkok, Tailandia, comenzó como un lugar de adoración para ex convictos. Hay también clases especiales para los de la etnia hmong que viven como refugiados en la ciudad. Los miembros de la iglesia ayudan a transportar a los hmong a los cultos cada domingo.


Manos en la alabanza
Tiwan, una ex convicta y ahora una evangelista cristiana, dirige el canto y la enseñanza en el Instituto Correcional para Mujeres Drogadictas en Bangkok, Tailandia. Las internas pueden participar semanalmente en la enseñanza y adoración dirigidas por el equipo de la Fundación del Ministerio Carcelario Cristiano. Así como Tiwan se encontró con Cristo dentro de la prisión, a menudo las vidas de los prisioneros son cambiadas estos encuentros.


Unidas en oración
En el Instituto Correcional para Mujeres Drogadictas en Bangkok, Tailandia, las manos se unen en oración. Las mujeres de la prisión escuchan y oran junto con la oradora, Tiwan, una ex convicta, quien ahora predica y comparte el evangelio en cárceles muy parecidas a la que ella antes estuvo encarcelada.





Adorando con música
Unos miembros del equipo del ministerio carcelario dirigen el canto y la oración en el Instituto Correccional Pathumthani para Drogadictos en Bangkok, Tailandia. Los miembros del equipo visitan las cárceles diariamente, compartiendo con valentía la Palabra de Dios en esta sociedad budista.



Oraciones  sinceras
Unos convictos en el Instituto Correccional para Drogadictos en Bangkok, Tailandia, inclinan su cabeza mientras son guiados en adoración y oración. La Fundación del Ministerio Carcelario Cristiano también tiene una casa de recuperación para convictos recientemente liberados, ayudándoles a establecerse en su nueva vida lejos de sus errores del pasado.

contáctenos : suscríbase : english